Guaraira Repano

Guaraira Repano

viernes, 21 de agosto de 2015

Aparentar

Aparentar, según la R.A.E: Manifestar o dar a entender lo que no es o no hay.

Decía Tao-Teking: “El que aspira a parecer, renuncia a ser”, creo que esta frase resume a la perfección mi visión acerca de la sociedad aparentista y efímera que vamos encontrando cada vez en nuestro mundo actual...

Centros comerciales, calles, avenidas y paseos marítimos todos convertidos en pasarelas sin audiencia; llenos solo de personas aparentando, nos demuestra cuanto trabajo le queda al ser humano por aprender de lo simple, de lo abstracto, de los sentidos, de la realidad percibida, si es que existe; pero algo de sensatez siempre es bien recibida en tiempos en los que la mediocridad está ganando la partida; hace poco me comentaba una conocedora del tema, que la mayoría de coches de lujo que circulan por Barcelona, o son de empresa, o son de personas que han hipotecado el piso de sus padres para ir en un coche de lujo “aparentando”, por favor!!! , esto debería ser considerado una patología y precisar de ayuda urgente…

Cuan apagada debe estar una vela que quiere aparentar ser el cirio más grande de un templo, las apariencias, como su nombre lo indican, nos llevan a lo que “se asemeja”, pero jamás a lo que es; y en ese mar de apariencias del que me siento rodeado hay que sumergirse con cierto recato, para analizar realmente la razón que lleva a la humanidad a “perderse en las formas”.

No es que esté en contra de las joyas, las marcas, las pomposidades, solo quiero hacer énfasis en el “centro” de nuestras atenciones. 

Cuando aprendí a usar el compás, en la escuela primaria, me enseñaban aquella frase “haciendo centro en A, con abertura A-X”…  , valga tal frase como símil, mi pregunta es ¿En qué estamos haciendo centro?: Si el centro de nuestras vidas son las apariencias, las marcas, las joyas, estamos perdidos, todo eso es perecedero, caduca la próxima temporada, o cuando los de la tele quieran; por el contrario, si el centro está en el interior, en lo que eres, sientes la libertad de usar una marca u otra, la que te plazca, porque tu no eres ellas, no dependes de ellas, no te debes a ellas, simplemente son artilugios, herramientas, cosas, que sirven para un momento dado…; es darle más importancia al contenido que al continente- como dirían los arquitectos.

Llego a esta reflexión muy personal, como usuario de Facebook : Como sabrán, para muchos, la vida se ha reducido tristemente a aquello que publican en sus muros, y como esa red recuerda cumpleaños, onomásticos (o ambas cosas a la vez), pensé que un buen deseo para compartir era  “Deseo que tu vida sea como la que pones en Facebook”,  creo que ese sería el mejor deseo que podría enviarle a muchas personas que sabes que tienen una vida sumergida en problemas, pero en las redes aparentan… es que no nos cansamos de aparentar, hasta virtualmente…y si esto ya nos parecía locura: pues hay quien envidia esa mentira... y pensar que todo esto, es un juego distractor orquestado para lograr esas sociedades dormidas tan añoradas por los poderosos.

Viene a mi memoria, el origen de la palabra "sincera": Cuando los maestros constructores de catedrales buscaban grandes troncos de madera para ir apuntalando la construcción, estos troncos no podían tener agujeros, porque no soportarían el peso que se le colocaría encima, sin embargo, los pícaros que querían vender sus maderas huecas a los constructores, tapaban los huecos con "cera" color madera, para que pareciera una madera "sin-cera", pero los maestros por algo lo eran, con finos golpes y escuchando con la oreja pegada al tronco, sabían rápidamente si la madera era sincera o no...   no era tan fácil engañar o aparentar... [También se puede deducir que de aquí viene la palabra "entera" (sencera-en catalán)] 




Puede ser que haya un antídoto: Trabajarse interiormente… con humildad, humildad y más humildad… pero con trabajo, trabajo y más trabajo… como dijo Simón… Ah! Y tener una mascota: Con ellas no se puede aparentar nada! Te ven tal como eres: Humano, de la familia de los primates…


Nos vemos en la luz ;-*

Jesús

He vuelto.

Durante un tiempo, he estado alejado del mundo de los blogs, haciendo mi propia historia personal en primera persona,  andando entre columnas, derrumbando muros, tocando puertas que se han ido abriendo, cambiando de rumbos y afianzándome en lo que realmente voy asumiendo como forma de vida:  La siembra en toda la tierra de las semillas de de la libertad, la igualdad y la Fraternidad, como dicen los franceses, reconocernos como hermanos “humanos” (recientemente leí en un grafitti “menos racismo y más razonamientos”-me viene a la cabeza en este momento); y esta búsqueda me está llevando a senderos que desconocía, con lo cual sigo aprendiendo, cada segundo, reconociéndome más ignorante que el anterior… genial!

Hace poco perdí a mi mejor amigo, si, Leo, mi querido perro, ciertamente cuando la gente decía “el mejor amigo del hombre”, no le daba más sentido que el que se le da a otra frase repetitiva, por no decir que no tenía ni idea de su significado, ahora lo digo sin tapujos: Solo quien ha tenido y amado a un compañerito peludo, sabe lo que se vive con ellos… no se aprende en libros, ni en revistas, ni en casa del vecino…

El 24 de junio de 2013, apareció ese enano en mi vida, y la cambió para siempre, fue un gran amigo, un gran maestro y un gran compañero de largas horas de estudios y lecturas, de viajes, de paseos, de todo…. Y este 20 de mayo, emprendió su viaje a la luz, su cuerpo ya no acompañaba a su espíritu así que voló libre, y volvió a enseñarme… hasta el último día compartido fue lleno de amor y de esa mirada que se entiende sin usar las palabras…


Hoy me encuentro aquí, sentado, rodeado de mar y de atardecer, a lo lejos veo ese oriente que trae mi nuevo amanecer, y aquí estoy, escribiendo nuevamente, en mi re-comienzo, en mi re-inicio, hubo que destruirlo todo para comenzar de nuevo, hubo que hundir el barco, hubo que visitar el interior de la tierra para comenzar una nueva singladura; ahora, este retorno iniciático de vida  lleva consigo importantes compromisos, solo conmigo claro,  que es con la única persona con las que puedo hacerlos…

Bienvenid@s a esta bitácora de un navegante en senderos de luz.

Y como siempre, Nos vemos en la luz ;-)  (¿dónde si no?)

Jesús.
                                                                                     



jueves, 22 de enero de 2015

Hola ¿Cómo estás?

Menos veces de las que deberíamos, preguntamos esto a las personas que realmente nos importa, y caemos en conversaciones banales y mientras más superficiales mejor, para evitar adentrarnos en nuestras propias naturalezas, y es que en esta dormida sociedad, está hasta mal visto ser atento.



Preferimos hablar, cuando hablamos, del clima, el football, la política, los impuestos, la economía, todo “externo” desde el punto de vista personal, incluso hay veces en que por huir de lo interno, convierto lo externo “falseadamente” en interno, aparentando que nuestras vidas solo obedecen a esas circunstancias y no a nuestras propias elecciones.

Un “¿cómo estás?”, para mí, es bastante necesario, porque cuando lo pregunto, asumo el compromiso de detener el tiempo, para escuchar la respuesta, y aquí entramos en una de las razones de la superficialidad: El tiempo

Le damos tiempo a cosas muy poco importante y a cambio, no se lo dedicamos a quien realmente lo merece y nos necesita, a quien comparte esta experiencia vital (o vida) con nosotros,  y “dar”, si, la clave no es pedir, la clave es “dar”, por eso cuándo pregunto a alguien cómo está estoy dando parte de mi, le estoy recordando cuán importante es para mí, le estoy diciendo que realmente estoy aquí y ahora para ti y para nada ni nadie más, porque eres un ser inigualable, una creación única del universo, que no podrá ser repetida, con tal exactitud, jamás.

Otras veces avasallamos, contamos lo nuestro, no nos importa escuchar, ni saber qué le pasa al otro, o ver cómo se siente, cómo están sus personas amadas, cómo vive!, solo soltamos una catarata de cosas, como si en algún momento, de esta evolución moderna, hubiésemos perdido las dos orejas, y fuésemos solo personas con “una boca”… , por algo será que solo tenemos una boca, dos orejas y dos ojos, para poder compartir equilibradamente, para ver y escuchar, y “solo interrumpir el silencio, si es para mejorarlo” (como dice el proverbio chino)…

Y solo  somos “siendo”, aplicando el gerundio, escuchando, a veces sin decir nada, solo “estando”, pero estando en tiempo presente, al 100%, no mientras juego con el dispositivo móvil correspondiente…, cuánto se humanizaría  la deshumanizada humanidad, si “estuviese” aquí y ahora…

Practiquemos, con quienes nos rodean, tal vez, hace mucho tiempo que no sabemos realmente “cómo están”… y la respuesta puede sorprendernos

Nos vemos en la luz ;-) (donde si no :-) )

Jesús


viernes, 22 de agosto de 2014

El Universo Pirolítico.

Dijo un sabio "Aquello que no aprecias, desaparece de tu vida", y razón tenía.

Leyendo esta frase me recordaba al Chef Arguiñano en su publicidad sobre la pirólisis,  ese proceso autolimpiante que llevan algunos hornos de cocina actualmente, y justo vino a mi cabeza la frase: El Universo es Pirolítico.

Porque cuando no aprecias algo, cuando no valoras lo que tienes en tu universo, lo pierdes de inmediato, y eso también pasa con las relaciones humanas; entendiendo el proceso a la inversa, también de la siguiente manera:


En muchas ocasiones hay personas que llegan a tu vida en el momento indicado, luego, como por arte de magia, una vez tu has hecho una evolución interior, se auto-excluyen de tu vida, porque ya no eres la misma persona, y esa conexión inicial que tenía contigo, tras tu evolución, dejo de tener efecto; es cuando yo digo, el Universo ha hecho su pirólisis, y quien está conmigo hoy es quien realmente merece mi atención.

Por eso, a todos quienes se han auto-limpiado de mi vida, sencillamente gracias por todo lo bueno que compartimos, en eso consiste el desapego y el acompañar con amor; en respetar absolutamente su decisión, en elevar ese pañuelo blanco del muelle, donde se despiden los seres que se han amado; porque gracias a ellos, también somos mejores personas; además, tal vez, es muy probable que algún día nos encontraremos en alguna orilla, cuando el oleaje nos devuelva.

un abrazo sincero!

Nos vemos en la luz ;-)

Jesús

jueves, 8 de mayo de 2014

EN EL MOMENTO

 
  • En el momento en el que me sentí mal y tuve que ir igualmente al trabajo,
  • En el momento en el que mi cuerpo se movía automáticamente de un lugar a otro muchas veces sin siquiera pensar,
  • En el momento en el que tuve que decirle a un ser querido por teléfono que le llamaba luego porque me encontraba en algo relacionado con mi trabajo,
  • En el momento en el que tuve que sonreír cuando mi corazón deseaba hacer otra cosa,
  • En el momento en el que tuve que apurarle el paso a mi mejor amigo y mascota porque tenia que llegar a la hora exacta y en punto al trabajo,
  • En el momento en el que llevo tiempo sin ver a mucha gente querida por ocupaciones laborales,
  • En el momento en que las injusticias dejaron de importarme, y el bien común ni siquiera tiene sentido para mi,
  • En el momento en el que mi lógica y coherencia se subyugaban a una injustificada e inepta opinión de alguien que solo tenía más jerarquía,
  • En el momento en el que un minuto de silencio se convierte en un objetivo tan complicado de escalar como el Everest,
  • En el momento en el que el sufrimiento de otro ser humano no capta mi atención, 
  • En el momento en que me preocupó más lo que dijesen los demás que mi propia sensación personal...
  • En el momento en que puede preocupar más como va una liga de fútbol que el secuestro de 230 niñas de África...



Fue en ese momento...

  • Cuando comencé a dejar de vivir...
  • Cuando comprendí que había olvidado el concepto y la razón de ser de la felicidad...
  • Cuando me percaté de que era objeto de la deshumanización del ser humano...

Y es en ese momento... es donde debo pisar el freno y "dejarlo todo" y desaprender con carácter de urgencia...


  Nos vemos en la luz ;-)

Jesús.

miércoles, 9 de abril de 2014

El Guerrero emprende el viaje

Hoy, no publico un post redactado por mi, sino que citaré al autor Lucas Estrella, en su libro "El Oráculo del Guerrero", Capítulo III, en un hermoso texto que me viene como anillo al dedo, y que tal vez le sirva a alguien más (por aquello que de que la historia de un hombre es la historia de la humanidad)...




 El Guerrero emprende el viaje

Has estado demasiado tiempo en este lugar. El aire está enrarecido. Estás estancado, no fluyes.

 Tu entorno ya no te aporta nada nuevo. Debes, pues, marcharte en busca de nuevos amaneceres.

 Deja lo superfluo, lleva contigo sólo lo esencial. Tu corazón, tu espíritu y tu cuerpo son suficientes.

Ordena las cosas antes de irte. Cierra los círculos. No dejes cabos sueltos. 

Que tu partida sea natural, como el migrar de las grullas en invierno. 

No escapes. Simplemente abandona este lugar, esta situación. Vete. 

De seguro encontrarás nuevos compañeros de viaje.


Tal vez algún día regreses.


Nos vemos en la luz ;-) Comienza el viaje.

Jesús M.

jueves, 6 de marzo de 2014

SÍNDROME DEL ATÚN "NERVIOSO" (II)





Hace algunos años, cuando por tema de la industria, tuve que estudiar el caso de las piscifactorías, las formas de trabajar, los caladeros, etc. ; tuve la oportunidad de conocer algo que me causó mucha curiosidad, y es que e los caladeros de atunes, todos los atunes nadan en el mismo sentido, y cuando a uno se le ocurre nadar en sentido opuesto, se le saca de inmediato del agua, y no sirve para la venta “es un atún que se ha puesto nervioso y su carne no será buena- está dura”, así que es retirado del resto.

Metafóricamente, en nuestra sociedad actual, muchas veces, apenas giramos en sentido contrario a la masa, se nos intenta retirar de cualquier círculo al que pertenezcamos: amistades, trabajos, sociedades etc.

Parte de la sociedad, en su afán de seguir dormida, intentará por todos los medios, que la masa se mantenga siempre en condición de sumisión, de esta forma siempre se tiene la certeza de que "todo seguirá igual", y surgen las frases como "como siempre" o "de toda la vida", frases a las que llamo congelantes, porque intentan paralizarnos en la misma condición en la que nos encontramos y dejarnos así prácticamente "para siempre".

Y así, los atunes nerviosos, que no le servimos a quienes controlan los grandes cardúmenes de nuestra sociedad, no somos carne blanda para sus fines, así que nos apartamos en busca de nuestra propia felicidad, la cual no es comprendida, a priori, por el resto del cardumen, que sigue girando indefinidamente, hasta que tomen la decisión de cambiar su forma de vida.

Siempre que nace dentro de nosotros ese inconformismo con el presente, ese no aceptar algo "por que si", esa voluntad de cambiar aquello que nos rodea, esas preguntas que nos re-plantean si lo que hacemos tiene sentido para nosotros; esas dudas que nos llevan a pensar y por tanto a existir, siempre que estemos dispuest@s a desaprender, siempre que, algunos de estos síntomas nos ocurran: Tenemos el síndrome del atún nervioso, que nos saca de nuestra zona confort y nos lleva a nuestra zona potencial.

Un abrazo a todos los atunes nervios@s que nos juntamos por estas vías, en nuestra ruta hacia la felicidad.

Nos vemos en la luz ;-)


Jesús E. Martínez M.
Open Mind Consulting & Management.